Absuelto en el juicio político, Donald Trump comienza a vengarse de los traidores en su administración

En el momento en que el Senado absolvió al presidente Trump de ambos cargos falsos demócratas en el juicio político, Trump quedó libre para comenzar a tomar medidas contra las personas en su administración que ayudaron a los demócratas. Los liberales pueden tratar de llamar a lo que el presidente Trump está por hacer, abuso de poder, pero este es un procedimiento estándar cuando tratas de eliminar a un líder y fracasas.

El hecho de no remover al presidente en sí mismo le da la legitimidad para deshacerse de los traidores, porque intentaron eliminar a un presidente legítimo. Según los informes, uno de los primeros actos que está considerando la administración de Trump es cómo eliminar mejor a Alexander Vindman del Consejo de Seguridad Nacional.

Vindman traicionó al presidente con sus comentarios durante las audiencias de juicio político. “La Casa Blanca tiene la intención de retratar cualquier limpieza de la Casa Blanca como parte de una reducción de personal del NSC, no represalias,” informó Bloomberg News. “Los altos funcionarios fueron informados el jueves de que parte del personal se iría de la Casa Blanca, agregaron las personas. Los movimientos han estado en proceso desde al menos la semana pasada y podrían llegar tan pronto como el viernes.”

Entonces, no solo Vindman está siendo expulsado, sino cualquier otra persona que lo ayudó y se enfrentó al presidente. Usar la cobertura de reducción de personal es una buena idea, pero obviamente estas personas están siendo despedidas por ser traidores y sabemos la verdad.

Vindman comenzó su traición el año pasado cuando hizo un viaje a Ucrania y les dijo a los ucranianos que ignoraran al presidente Trump y todo lo que quería. Vindman también negó saber quién es el informante durante su testimonio a puerta cerrada, a pesar de que la evidencia sugiere que él fue la principal fuente del informante.

El juicio político de los demócratas fue sin duda un golpe de estado sin utilizar a los militares. Cuando se usa el ejército, es un golpe de estado. Cuando falla un golpe de estado, las personas que no se hacen cargo suelen ir a prisión. Todos los que están a punto de ser despedidos por el presidente Trump deberían estar agradecidos de que simplemente están perdiendo sus trabajos y no están yendo a la carcel, o algo peor.

Comments

comments