Alcalde de Tijuana declara una crisis después de que Trump amenazó con cerrar la frontera

El alcalde de Tijuana, Juan Manuel Gastelum, declaró una crisis humanitaria en su ciudad fronteriza y dijo el viernes que solicitó ayuda a las Naciones Unidas para lidiar con la caravana de invasores que está ocupando su ciudad y que, según la mayoría de las estimaciones, tiene al menos 5,000 personas, con más personas en camino.

El alcalde Gastelum dijo que el gobierno federal mexicano ha brindado poca asistencia y que no va a utilizar el dinero de los impuestos de sus residentes para pagar por los migrantes. “No tenemos la infraestructura suficiente y necesaria para atender adecuadamente a estas personas, para darles un espacio decente,” dijo Gastelum en la radio de Grupo Fórmula.

“No comprometeré los servicios públicos,” dijo Gastelum a los periodistas desde el ayuntamiento. “No gastaré el dinero de Tijuana, no voy a endeudar a Tijuana ahora, de la misma manera que no lo hemos hecho en los últimos dos años.”

Es importante señalar la importancia de que el alcalde Gastelum no le está echando la culpa al presidente Trump. Si fuera un alcalde liberal, definitivamente habría culpado al presidente y los medios de comunicación lo usarían para atacar a Trump. En lugar de eso, los medios de comunicación están ignorando al alcalde Gastelum porque la semana pasada fue visto con una gorra roja MAGA del presidente Trump.

Ayer, el presidente Trump se mantuvo firme y amenazó con cerrar la frontera sur, y le dijo a los reporteros que “cerraría la entrada al país” si la inmigración se vuelve “incontrolable”. La crisis que se encuentra principalmente en el lado de la frontera de México en este momento es ventajosa para el presidente Trump, pero notó que respondería a cualquier cambio y dijo: “Si descubrimos que llega a un nivel en el que perderemos el control o la gente empezará a lastimarse, cerraremos la entrada al país por un período de tiempo hasta que podamos tenerlo bajo control.”

El alcalde Gastelum criticó al gobierno federal de México por no tomar la amenaza del presidente Trump de cerrar toda la frontera si las cosas se salen de control en Tijuana en serio.

“Eso es serio,” dijo Gastelum, “miles de personas de Tijuana trabajan en los Estados Unidos y llegan tarde a sus trabajos. Desde Estados Unidos el turismo no viene aquí. La gente no viene al sector médico. La situación se está volviendo incómoda.”

El presidente Trump hizo una declaración la mañana después del Día de Acción de Gracias y solicitó que los republicanos y los demócratas se unieran para financiar un muro en la frontera sur. “Los republicanos y los demócratas DEBEN unirse, finalmente, con un importante paquete de seguridad fronteriza, que incluirá fondos para el Muro. Después de 40 años de hablar, finalmente es hora de actuar. ¡Arreglen la frontera, de una vez por todas, AHORA!” dijo Trump.

Espere ver al presidente Trump tratando de adoptar un enfoque más intermedio en muchos temas mientras el ciclo de elecciones presidenciales de 2020 se prepara para comenzar a principios del próximo año. Yo expliqué más sobre este nuevo enfoque intermedio hacia el final de esta otra publicación que hice hoy, aquí.

Los medios de comunicación falsos ignorarán absolutamente el hecho de que el Alcalde de Tijuana apoya plenamente al Presidente Trump y considera que los invasores son una crisis. Demócratas como Kamala Harris han dicho que la caravana no es más que un “truco” del presidente Trump y no una “crisis”. Otros demócratas y reporteros como Jim Acosta han dicho lo mismo, por lo que tienen que ignorar al alcalde de Tijuana, Gastelum, porque demuestra que ellos están equivocados.

Pon Tu Comentario Aquí

comments