Ciudadanos en México realizan protestas en apoyo de Donald Trump contra la caravana

Cientos de ciudadanos mexicanos que viven en Tijuana realizaron importantes protestas durante el fin de semana para denunciar a los aproximadamente 3,000 migrantes de la caravana que han llegado y ahora están ocupando la ciudad. Las personas que sólo siguen a los medios de comunicación tradicionales se sorprenderán al escuchar lo que los manifestantes tenían que decir sobre el presidente Trump.

Un manifestante habló apasionadamente a una multitud en una protesta de ayer y declaró: “Donald Trump tenía razón, ¡esto es una invasión! Lo que dijo Donald Trump fue correcto: ¡esto es una invasión!” La multitud gritó: “¡Váyanse hondureños, no los queremos aquí! ¡Váyanse hondureños, no los queremos aquí!”

Usted puede ver el video a continuación:

“MANIFESTADOR: ‘Donald Trump tenía razón, ¡esto es una invasión!’ MULTITUD: ‘¡Váyanse hondureños, no los queremos aquí! ¡Váyanse hondureños, no los queremos aquí!’ ¡Es increíble que nuestros medios sigan diciendo que esto no es una invasión! Ellos realmente son el enemigo del pueblo.”

Los inspectores fronterizos de EE.UU. procesan sólo unas 100 solicitudes de asilo por día en el cruce principal de Tijuana a San Diego y las personas que llegaron antes de la caravana deben ir primero. El alcalde de Tijuana está pidiendo la deportación de las personas en la caravana porque sabe que podrían estar ocupando su ciudad durante mucho tiempo.

Los residentes de Tijuana en estas protestas están acusando a los migrantes de ser desordenados, ingratos y un peligro para su ciudad. Ellos también se quejan de cómo la caravana se abrió camino en México y la calificaron como una “invasión”. En otras palabras, están diciendo todo lo que el presidente Trump dijo hace semanas y están de acuerdo con él.

“‘México primero’, ‘¡Invasores afuera!’, ‘Nuestra gente pobre primero’, ‘No más caravanas’, ‘No a la invasión.’” Carteles en una protesta en Tijuana contra la presencia en la ciudad de miles de hondureños que esperan llegar a los Estados Unidos.”

La caravana no sólo ha enfurecido a los residentes en Tijuana. El ejército de los Estados Unidos ha estado trabajando horas extras para agregar más alambres de púas a la frontera y brindar apoyo al Departamento de Seguridad Nacional.

El aumento significativo de la presencia del ejército de los Estados Unidos en la frontera ha hecho que sea más difícil para el cartel mexicano cruzar a los Estados Unidos. Esto ha enfurecido al cartel y ahora está mirando hacia la caravana y amenazando con que se muevan. Los rumores dicen que la ira del cartel es lo que causó que la caravana terminara en Tijuana.

Esta historia nunca llegará a los medios de comunicación tradicionales porque arruina la narrativa liberal de que las políticas de inmigración del presidente Trump son racistas. ¿Son estos ciudadanos mexicanos que protestan contra la caravana en Tijuana racistas? Por supuesto que no. Comparta esta publicación porque las personas merecen saber la verdad, que es que los ciudadanos de México que están lidiando con la caravana apoyan al Presidente Trump.

Pon Tu Comentario Aquí

comments