Demócratas están en pánico después de que Trump comenzó a despedir a traidores en la Casa Blanca

El liderazgo demócrata, como Nancy Pelosi y Adam Schiff, no ha enfrentado consecuencias por su campaña para destruir al Presidente y, por extensión, a todo el país, hasta ahora. La falta de consecuencias debe haberlos hecho sentir que podrían hacer cualquier cosa, por eso están en pánico mientras el presidente Trump comienza a deshacerse de los traidores en la Casa Blanca.

Nancy Pelosi reaccionó públicamente con temor el viernes en su respuesta al informe del jueves sobre los planes de la administración de Trump de despedir al traidor Alex Vindman, quien testificó contra el presidente durante las audiencias de juicio político de Adam Schiff. Pelosi dijo que estaba “aturdida” y dijo que el presidente Trump estaba yendo “demasiado lejos.”

Pelosi puede pensar que está yendo “demasiado lejos” todo lo que ella quierA, ya que el presidente está en su poder para sacar a Vindman de la Casa Blanca. No podemos esperar a ver su reacción después de descubrir que Vindman fue solo el comienzo.

Tanto Vindman como su hermano gemelo Yevgeny Vindman fueron escoltados fuera de los terrenos de la Casa Blanca y expulsados ​​del Consejo de Seguridad Nacional el viernes por la tarde. Pero los despidos no se detienen allí. El presidente Trump también despidió al embajador de la Unión Europea, Gordon Sondland, poco después de los gemelos Vindman.

“Me informaron hoy que el presidente tiene la intención de retirarme de manera inmediata como Embajador de los Estados Unidos en la Unión Europea,” dijo Sondland en un comunicado.

Sondland también traicionó al presidente durante el testimonio cuando acusó a Trump de un “quid pro quo”, pero luego revisó su testimonio diciendo: “Presumí que la suspensión de la ayuda se había vinculado a la declaración anticorrupción propuesta.”
“Presumí” significa que Sondland asumió que lo que estaba en la mente del presidente era exactamente la narrativa de los demócratas.

Según los informes, habrán más personas eliminadas de la Casa Blanca. Pelosi ahora está viendo las consecuencias de tratar de eliminar al presidente Trump, ya que todos sus espías en la Casa Blanca están siendo despedidos.

Todo esto es simplemente justicia por parte del presidente. Al concluir el juicio político, el presidente no fue destituido de su cargo, lo que significa que los cargos en su contra no fueron probados y eran falsos. Esto significa que cualquiera que ayudó a los demócratas ayudó en el procesamiento de cargos falsos contra el presidente y merece ser despedido y retirado del gobierno.

Comments

comments