Filtración revela lo que Adam Schiff hizo con Michael Cohen para tratar de derribar al presidente Trump

El esfuerzo de los demócratas para destituir al presidente Trump de su cargo sin ninguna razón legítima ha sido revelado esta mañana como algo peor de lo que se pensaba. El presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes y congresista demócrata, Adam Schiff, está literalmente tratando de poner un trampa para el presidente Trump con investigaciones falsas.

El ex abogado personal del presidente Trump, Michael Cohen, testificó a puerta cerrada esta semana, y esta mañana se filtró la información de ese testimonio.

La filtración reveló que Cohen testificó que Adam Schiff viajó a Nueva York al menos cuatro veces para reunirse con él personalmente, durante más de 10 horas antes del testimonio. En otras palabras, Cohen y Schiff pasaron mucho tiempo preparando el testimonio de Cohen para tratar de dañar al Presidente Trump con eso.

Esto no es una gran sorpresa, ya que cuando Cohen testificó públicamente el mes pasado ante el Comité de Supervisión de la Cámara de Representantes, reconoció, al ser interrogado por el congresista del Partido Republicano de Ohio, Jim Jordan, que había hablado con Schiff, «sobre los temas que se iban a abordar en la próxima audiencia.” Ya sabíamos que los demócratas habían coordinado las mentiras, pero ¿durante más de 10 horas en cuatro viajes diferentes? Esto es extremo.

Schiff parece haber mentido sobre todo esto porque le preguntaron si se había reunido con Cohen en el programa «Face the Nation» de CBS News el fin de semana pasado. Schiff afirmó que sólo invitó a Cohen y no mencionó sus cuatro visitas a Nueva York, por razones obvias:

«El alcance de mi contacto fue simplemente invitándole a testificar y también tratando de disipar sus preocupaciones sobre las amenazas del presidente contra él y su familia,” dijo Schiff.

Para ser justos, parte de esto tiene que ver con que el presidente Trump se burla de Schiff, ya que le gusta llamarlo «pequeño». Schiff se siente insultado por el presidente y todo esto se ha vuelto muy personal para él. No le importa si el presidente Trump cometió crímenes, él solo quiere venganza.

Lo más loco es que Schiff y los demócratas están trabajando tan duro para lastimar al presidente Trump y encontrar algo malo acerca de él, ¡y sin embargo no tienen nada! ¡Nada ha sucedido después de que Cohen testificó ante el Congreso! No hay nueva información creíble de ningún mal hecho por parte del Presidente.

El presidente Trump es quizás el más investigado presidente en la historia, sin embargo, no tienen absolutamente nada sobre él después de más de dos años de todo tipo de investigaciones. Tal vez deberían aceptar que el Presidente no hizo nada malo. Pero no pueden hacer eso porque su odio contra el Presidente no se trata de hechos, es todo personal. A ellos simplemente no les gusta el presidente porque los hace quedar mal. Mientras que el presidente Trump está ayudando al país, los demócratas están perdiendo el tiempo en investigaciones inútiles, lo que debería mostrar al pueblo estadounidense lo generalmente inútiles que son los políticos.

Pon Tu Comentario Aquí

comments

Últimas Noticias