Hillary Clinton sorprende y respalda políticas de inmigración de Donald Trump para Europa

Después de protestar contra las posturas del presidente Trump sobre la inmigración desde que se convirtió en presidente, al llamarlo racista, intolerante y otros insultos, la fallida candidata presidencial de los Estados Unidos, Hillary Clinton, les está diciendo a nuestros “aliados” en Europa que necesitan trabajar para reducir la migración a sus países.

Esto es muy parecido a lo que el presidente Trump ha dicho constantemente, ya que en junio de este año, Trump dijo que los líderes europeos “deben cuidarse mejor” porque la inmigración está “cambiando la cultura” de sus sociedades.

“Creo que Europa necesita controlar la migración porque eso es lo que encendió la llama,” dijo Clinton en una entrevista publicada en The Guardian. Hillary Clinton está pidiendo a los líderes de la Unión Europea que convenzan a sus poblaciones de que sus países ya no pueden “brindar refugio y apoyo”.

Esto es algo sorprendente para una demócrata, pero incluso Hillary Clinton ahora se ha dado cuenta de que demasiada inmigración es algo malo. Para protegerse, ella está argumentando que Europa debería comenzar a controlar la inmigración porque el aumento de la migración da mucha energía a los votantes y políticos conservadores que comprenden su peligro y toman medidas para detener la migración.

“El uso de los inmigrantes como un instrumento político y como un símbolo del gobierno salió mal, de los ataques a la herencia, la identidad, la unidad nacional, ha sido muy explotada por la administración actual,” dijo Clinton.

Esto es parte de la gimnasia mental que Hillary ha creado para que ella pueda estar de acuerdo con los esfuerzos del presidente Trump para reducir la inmigración, y también poder atacarlo al mismo tiempo. Su argumento es ciertamente inteligente, pero el hecho es que ella está diciendo exactamente lo mismo que el presidente Trump.

Clinton también culpó a la migración por el voto británico para abandonar la Unión Europea, también conocida como Brexit. Hillary elogió a la canciller alemana, Angela Merkel, por su enfoque “compasivo”, pero dijo que es “justo decir que Europa ha hecho su parte, y debe enviar un mensaje muy claro; ‘No vamos a poder continuar brindando refugio y apoyo, porque si no nos ocupamos del tema de la migración, continuará asolando al cuerpo político.’”

He estado notando un cambio en la política que pocos, si no otros analistas políticos tienen, y será el tema de las elecciones de 2020. Los políticos y ejecutivos de los medios inteligentes y con visión de futuro han notado que los constantes ataques del Presidente a los medios de comunicación falsos, que están utilizando historias falsas y teorías de conspiración, han creado grupos muy extremos y opuestos en ambos lados del espectro político.

Estamos viendo a los socialistas abiertos ganando elecciones, como Alexandria Ocasio-Cortez de Nueva York. De hecho, estamos viendo locos de extrema derecha, como Cesar Sayoc, amenazando con ataques terroristas. Un probable mensaje ganador en 2020 será un mensaje de unidad y el intento de unir al país.

Ya se puede ver al presidente Trump haciendo esto, ya que esta mañana dijo: “Los republicanos y los demócratas DEBEN unirse.” Las elecciones legislativas de 2018 demostraron que los independientes son el voto clave para la victoria en 2020. Con el presidente Trump, no hay manera de convencer a los votantes demócratas de toda la vida a que voten de manera diferente.

Los independientes tienden a apoyar al presidente Trump en la inmigración porque es de sentido común. Hillary Clinton quiere postularse para la presidencia en 2020 y al estar de acuerdo con la postura de Trump sobre la inmigración aquí, se está posicionando como la candidata demócrata razonable que apela a los independientes, lo que la separará de las otras candidatas demócratas para 2020 que son más socialistas y apoyan las fronteras abiertas, como Kamala Harris.

Lo que estamos viendo es que el sistema político de los Estados Unidos está funcionando como está diseñado. Hasta que llegó el presidente Trump, realmente no hubo una diferencia tan grande entre demócratas y republicanos, ya que ambos partidos son comprados y pagados por la élite. Parece que el sistema va a volver a estar en equilibrio en 2020, al alejarse de los socialistas y volver al sentido común.

Pon Tu Comentario Aquí

comments