La jefa de policía de Seattle advierte que no podrán defender la ciudad este fin de semana contra BLM

Aunque la zona “autónoma” de Seattle finalmente fue despejada a principios de este mes, la batalla básicamente acaba de comenzar. Es probable que la ciudad de Seattle caiga por completo ante los marxistas de Antifa y Black Lives Matter este fin de semana, debido a un proyecto de ley aprobado por el Ayuntamiento de la ciudad que entrará en vigencia este fin de semana.

Este fin de semana entra en vigencia un proyecto de ley aprobado por unanimidad el mes pasado por el Ayuntamiento y respaldado por la alcaldesa de Seattle, Jenny Durkan. El proyecto de ley va más allá de la locura, ya que prohíbe por completo a la policía “poseer, comprar, alquilar, almacenar o usar armas de control de multitudes.”

La policía tiene prohibido usar literalmente cualquier cosa, “diseñada para ser utilizada en múltiples individuos para el control de multitudes y tiene el potencial de causar dolor o incomodidad.” En otras palabras, la policía no puede usar nada relacionado con el control de un disturbio.

La jefa de policía de Seattle, Carmen Best, emitió una advertencia a los dueños de negocios locales y residentes el viernes y literalmente les dijo que la policía no podrá defender ninguna propiedad de los manifestantes. “La legislación NO les da a los oficiales la capacidad de interceder de manera segura para preservar la propiedad en medio de una gran multitud violenta.”

La jefa de policía Best también escribió una carta al ayuntamiento y explicó por escrito, claramente para cubrirse, por qué no podrá proteger la ciudad en el futuro. Incluso les llamó la atención que esta densa ordenanza ni siquiera permite que la policía use spray de pimienta, que aunque es doloroso, rara vez ocasiona algún tipo de daño permanente.

“El proyecto de ley claramente prohíbe el rociado de OC en cualquier manifestación u otro evento, a pesar de que se vuelva violento,” dijo Best, “los oficiales que típicamente se despliegan con OC como una de sus opciones estándar menos letales ya no llevarán esta herramienta.”

Luego dejó en claro que sus oficiales no pueden arrestar a los manifestantes en el futuro debido a esta ordenanza: “En grandes multitudes, no hay una forma segura de que los oficiales efectúen arrestos cuando sus colegas no tienen las herramientas necesarias para protegerlos.”

Por lo tanto, es razonable concluir que Seattle caerá este fin de semana. Según la ley en Seattle, un disturbio ahora está completamente legalmente protegido de cualquier intervención de la policía. Los manifestantes son libres de destruir propiedades a su antojo y la policía no puede hacer nada al respecto. Ni siquiera podemos creer que estamos escribiendo esta locura.

Comments

comments