Los disturbios de BLM muestran que la guerra civil ha comenzado; los medios simplemente lo ignoran

Durante el fin de semana se llevaron a cabo disturbios y ataques destructivos en ciudades controladas por los demócratas, lo que resultó en lesiones graves para muchos oficiales federales. Los “activistas” de Black Lives Matter y Antifa hicieron esto en “solidaridad” con los rebeldes en Portland.

Al igual que en Portland, todos los ataques fueron dirigidos a propiedades federales. En Atlanta, Georgia, atacaron una oficina federal de Inmigración y Control de Aduanas (ICE). En Los Ángeles, California, atacaron un juzgado federal, lo que también sucedió en Portland. En general hubo disturbios en Omaha, Nebraska; Richmond, Virginia; Seattle, Washington; Oakland, California y Nueva York.

En Austin, Texas, un hombre fue asesinado a tiros después de que estalló una pelea entre los “manifestantes” de Black Lives Matter que habían bloqueado una carretera principal y el conductor de un vehículo que no podía cruzar la calle bloqueada. Hay una palabra simple para esta violencia generalizada, organizada y dirigida… ¡Guerra civil!

Las cosas se pusieron tan mal en Seattle que el Departamento de Policía de Seattle tuvo que arrestar a 45 personas después de que se arrojaran “explosivos” a los agentes durante un disturbio en el barrio del Capitolio de la ciudad. Piense en eso por un segundo, 45 personas arrestadas por un ataque violento, en solo una de estas ciudades.

Es fácil ver cómo las cosas ya están fuera de control y podrían empeorar mucho más rápido. Actualmente, la policía apenas puede contener este nivel de disturbios y violencia. Si se intensifica aún más, esta Guerra Civil se volverá extremadamente grave. Y hasta ahora, no muestra signos de detenerse.

El Partido Demócrata está impulsando esto, ya que Joe Biden ni ningún otro líder demócrata han hecho nada para condenar los disturbios en curso y, en cambio, han elogiado las “protestas”. El Partido Demócrata se trata de “protestas” y Black Lives Matter en este momento.

Como vimos la semana pasada, el alcalde de Portland, Ted Wheeler, se unió a la manifestación violenta en su ciudad la semana pasada, donde habló a favor de la mafia. El alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, dijo al día siguiente que los disturbios de Portland “representan lo mejor de nuestros ideales democráticos.”

Y justo en la cima del Partido Demócrata está Nancy Pelosi, quien dijo esto recientemente: “Soldados de asalto no identificados. Autos sin marcar. Secuestro de manifestantes y lesiones graves en respuesta a graffiti. Estas no son las acciones de una república democrática. Las acciones de Departamento de Seguridad en Portland socavan su misión. Trump y sus soldados de asalto deben ser detenidos.”

¿Cómo es que su declaración no alienta directamente todos estos disturbios? ¡Pelosi está literalmente incitando a una Guerra Civil! ¡Estados Unidos está bajo ataque desde dentro!

Comments

comments