Manifestantes de BLM demandan para evitar que el presidente Trump envíe ayuda para salvar Chicago

Los marxistas y socialistas, que esencialmente quieren lo mismo, sienten que en este momento es la mejor oportunidad que han tenido en décadas para obtener un poder significativo en los Estados Unidos y están trabajando duro para mantener el caos en ciudades liberales como Chicago.

Una de las cosas principales que necesitan los marxistas es el caos y más crímenes, porque es más fácil tomar el control de un gobierno cuando la gente tiene miedo y está dispuesta a renunciar a sus libertades. A medida que aumenta el crimen en Chicago, el presidente Trump y su administración se han visto obligados a intervenir y anunciar el envío de 200 funcionarios federales encargados de hacer cumplir la ley para ayudar a la ciudad.

Pero Black Lives Matter en Chicago y la organización local de Socialistas Democráticos de América, se han unido en una demanda contra el presidente Trump. Ellos están demandando por motivos de “derechos civiles” y apuntando a los funcionarios federales encargados de hacer cumplir la ley que se envían a Chicago.

La demanda de Black Lives Matter y los socialistas miente y afirma que “el presidente y sus nombrados están enviando agentes federales a las calles de Chicago para intimidar y arrestar falsamente a los civiles que están ejerciendo su derecho constitucional a hablar y reunirse.” Esto es simplemente una mentira, ellos están siendo enviados porque el crimen está aumentando y no hay absolutamente ninguna evidencia de que el motivo sea el arresto falso.

Esta demanda fracasará miserablemente porque aunque la alcaldesa de Chicago Lightfoot se ha pronunciado en contra de la ayuda del presidente Trump, finalmente aceptó la oferta de ayuda del presidente el miércoles por la noche con la condición de que los funcionarios federales no se desplegarán en las “protestas” locales.

Técnicamente, la alcaldesa de Chicago ha aceptado las tropas federales, por lo que Black Lives Matter no tiene reclamo legítimo. Con esta demanda solo están demostrando que son marxistas antipolíticos y nada más.

Es tentador decir que debemos abandonar las ciudades liberales porque merecen lo que les espera. Es cierto que se lo merecen. Pero al mismo tiempo, abandonar estas grandes ciudades a los marxistas es exactamente lo que quieren. La gente tiene que aceptar que esto ya es básicamente una guerra. Los marxistas están atacando violentamente edificios federales y causando caos en todas partes, por lo que no se les puede permitir tomar territorio.

Comments

comments