Los migrantes hondureños entraron a México a la fuerza y demostraron que son invasores

Esta mañana, México puso a cientos de policías federales en su frontera con Guatemala, luego de llegar a un acuerdo con el presidente Trump para detener a los 4.000 migrantes hondureños pagados de pasar por la frontera entre Estados Unidos y México.

Los migrantes hondureños se vieron obligados a retirarse al llegar a la frontera de Guatemala con México, después de que la policía federal mexicana pudo detenerlos. Desafortunadamente, los migrantes regresaron más tarde en el día. “Si la migración y la policía federal no nos permiten el acceso, haremos lo imposible para cruzar a México,” se escuchó a uno de los hondureños gritar.

Los migrantes hondureños comenzaron a atacar a la policía mexicana y se abrieron paso hacia México. La policía mexicana trató de contener a los inmigrantes con gases lacrimógenos, pero no fue suficiente, ya que los migrantes derribaron las puertas y entraron a México, incluso llegando a pasar por un río cercano en llantas viejas.

Algunos de los hondureños utilizaron a sus propios hijos para hacer que la policía mexicana retrocediera, por temor a lastimar a los niños. Las fotos y el video a continuación muestran lo que sucedió:

“La caravana de migrantes rompe la frontera de Guatemala”

“Miembros de la caravana de migrantes cruzando hacia méxico.”

Al entrar violentamente y negarse a seguir órdenes de la policía mexicana, estos migrantes hondureños demostraron que no les importan las leyes. Por lo tanto, no son migrantes, son invasores. Ellos cruzarán cualquier frontera ilegalmente y no se preocuparán por las leyes de México, por lo que definitivamente no se preocuparán por las leyes de los Estados Unidos. Esto es una invasión.

En respuesta, el secretario de Estado Mike Pompeo ha viajado a México hoy para reunirse con sus homólogos, donde continuará presionando al país para evitar que los migrantes pasen de México a los Estados Unidos.

Pon Tu Comentario Aquí

comments