La nueva resolución de juicio de los demócratas bloquea la capacidad de Trump de defenderse

La Cámara de Representantes controlada por los demócratas aprobó su resolución de investigación de juicio político, que son las reglas para su investigación de juicio político, el jueves por la mañana, 232-196. Esta resolución está completamente manipulada y es un proceso sorprendentemente corrupto, como lo demuestra el propio texto de la resolución.

La resolución presentada por los demócratas de la Cámara de Representantes incluye un “vacío legal” que otorga al partido mayoritario en el Comité Judicial el poder de rechazar testigos solicitados por la Casa Blanca. El Comité Judicial de la Cámara de Representantes está dirigido actualmente por el presidente Jerry Nadler, por lo que él solo tiene la capacidad de bloquear a los testigos clave solicitados por la Casa Blanca.

Según los procedimientos judiciales de la Cámara de Representantes, el presidente Trump y su abogado serán invitados a asistir a todos los procedimientos del panel y hacer preguntas. Ellos también pueden solicitar evidencia adicional o testimonio de testigos, pero el “comité determinará si la evidencia sugerida es necesaria o deseable.”

Nadler y los demócratas en el comité tendrán el poder de rechazar a los testigos de la Casa Blanca como una forma de retribución. Esto es diferente de las dos acusaciones presidenciales anteriores que permitieron el debido proceso estándar de poder llamar a testigos.

“Aunque esos derechos del debido proceso generalmente se alinean con los otorgados en las dos destituciones presidenciales anteriores, brindan una gran advertencia que permite a los demócratas despojar los derechos de Trump tan fácilmente como se los dieron,” explica Roll Call, y agrega que la disposición se aplica “a la obstrucción de Trump de cualquier investigación en curso en los comités de Inteligencia, Supervisión, Asuntos Exteriores, Poder Judicial, Servicios Financieros y Medios y Arbitrios.”

En la resolución, Nadler puede incluso usar su propia discreción para negarle al presidente Trump y a su abogado el acceso a los procedimientos de juicio político. Nadler describió este poder como una “precaución” y dijo: “Espero que no necesitemos usarlo.”

No hay forma de que los demócratas puedan resistirse a expulsar al presidente Trump de las audiencias de juicio político, por lo que podemos esperar eso si se les da la oportunidad. No se trata de ser justos, es un golpe de estado.

La resolución de juicio político tampoco permite que el Partido Republicano en la Cámara de Representantes recurra al “informante” para testificar y le ha dado al presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, Adam Schiff, “poder sin precedentes.”

Schiff también puede rechazar a los testigos propuestos por el Partido Republicano e incluso anular al miembro de mayor rango de la minoría republicana por impugnar a los testigos llamados por Schiff.

Schiff y los demócratas tienen poder absoluto sobre estas “audiencias de juicio político” y los miembros republicanos de la Cámara de Representantes no pueden hacer nada. Todo esto ha sido diseñado para despojar completamente al Presidente de cualquier derecho. Esto es de hecho un golpe de estado.

Comments

comments

?ltimas Noticias