Las protestas contra el socialismo, Macron e impuestos en Francia, se convirtieron en caos

Las protestas se pusieron violentas este fin de semana en París mientras la policía luchaba por contener las manifestaciones contra el presidente francés Emmanuel Macron, que comenzaron después de un aumento de los impuestos sobre el combustible más allá de un punto que la gente puede tolerar. Los manifestantes llevaban chaquetas amarillas porque todos los conductores en Francia están obligados a llevar esas chaquetas, por lo que se han convertido en un símbolo de la opresión del gobierno.

El presidente francés Macron ha aumentado artificialmente el precio del combustible en Francia con impuestos para apoyar la teoría del cambio climático. Su impuesto a los hidrocarburos ha provocado que el precio del diesel, el combustible más utilizado en los automóviles franceses, aumente alrededor de un 23% este año. Pero lo que causó que las protestas estallaran, es que casi duplicará el impuesto al aumentar el precio nuevamente el 1 de enero de 2019 para comenzar el Año Nuevo.

Para darle un ejemplo de cuán caro es el combustible en París, la gasolina actualmente cuesta alrededor de $7.06 por galón cuando se convierte a USD. Por lo tanto, cuesta $7 por galón de combustible en París y Macron quiere aumentar el costo aún más el 1 de enero y no hay un final a la vista de estos aumentos. De hecho, Macron ha dicho que se necesitará más impuestos sobre los combustibles fósiles para financiar las inversiones en energía renovable.

Se puede entender por qué la gente está tan molesta. Para ilustrar aún más el punto, el gráfico a continuación muestra el desglose de los costos de combustible en Francia (los impuestos del gobierno están en color naranja). Esta crisis es enteramente el resultado del gobierno y Macron.

Esto es lo que sucede cuando el gobierno va demasiado lejos y la gente no tiene nada que perder. ¿Por qué la gente no aprende? Este es siempre el resultado final de demasiado gobierno, ya sea por el socialismo o la dictadura. Aquí, esto es socialismo, porque el presidente francés Macron está incrementando significativamente los impuestos y luego redistribuyendo el dinero para combatir el “cambio climático” y enviándolo a programas sociales para personas como migrantes, por lo que definitivamente es una forma de socialismo.

Con un número récord de refugiados musulmanes y migrantes de África, Oriente Medio, Pakistán, Afganistán, la gran mayoría de ellos no tienen habilidades técnicas ni deseos de trabajar. El gobierno francés tiene que encontrar dinero para alimentar y proporcionar viviendas y beneficios sociales para estos recién llegados. Un pequeño incremento porcentual en el precio del combustible es sólo el comienzo.

La situación es grave, ya que las protestas en Francia están formadas por cientos de miles de manifestantes. Para concluir, lea estos comentarios de personas en Francia que explican la situación:

“Va a desencadenar una guerra civil y yo, como la mayoría de los demás ciudadanos, estamos listos,” dijo un ciudadano francés de 21 años, Benjamin Vrignaud.

“Se llevan todo de nosotros. Nos robaron todo,” dijo una ciudadana francesa de 21 años, Laura Cordonnier.

“Cuando ya no se acuerdan los impuestos, es el comienzo de las revoluciones en Francia,” dijo Jean-Luc Melenchon, líder de un grupo político francés.

Pon Tu Comentario Aquí

comments