Trump anuncia castigo para los neoyorquinos por ser un estado santuario que protege a los inmigrantes

La administración de Trump ha descubierto una técnica poderosa para finalmente castigar a las personas que siguen votando por políticos radicales que no respetan ni hacen cumplir nuestras leyes. Los neoyorquinos están a punto de enfrentar consecuencias por continuar votando por políticos que mantienen al estado como un estado santuario.

El estado de Nueva York limita la capacidad del Departamento de Seguridad Nacional (DHS) para acceder a los registros estatales de licencias de conducir, que es parte del sistema de leyes estatales de santuario de Nueva York que protege a los inmigrantes ilegales. Pero en respuesta, el DHS ya no permitirá que los neoyorquinos se inscriban en varios programas destinados a acelerar los viajes internacionales.

A los neoyorquinos ahora no se les permite acceder a los programas del Servicio de Aduanas y Protección de las Fronteras que le permiten pasar la seguridad más rápido cuando regresa de un viaje internacional. Los programas incluyen Global Entry, NEXUS, SENTRI y FAST. FAST es un programa de despacho comercial para envíos de bajo riesgo.

Así que ahora los neoyorquinos tendrán que esperar más para volver al país debido a su deseo de proteger a los ilegales. El presidente Donald Trump usó su discurso sobre el Estado de la Unión para presagiar estos castigos para los estados santuarios, “hay muchas ciudades en Estados Unidos donde los políticos radicales han optado por proporcionar refugio a estos criminales extranjeros ilegales.”

El secretario interino de Seguridad Nacional, Chad Wolf, envió una carta al Departamento de Vehículos Motorizados del estado de Nueva York y declaró que su negativa a proporcionar los registros del conductor, “compromete la capacidad de CBP de confirmar si una persona que solicita la membresía cumple con los requisitos de elegibilidad del programa.” El presidente Trump se hizo eco de un mensaje similar durante su discurso del Estado de la Unión cuando dijo que bloquear la información del DHS permite que “extranjeros criminales peligrosos se aprovechen del público, en lugar de entregarlos a ICE para que sean eliminados de manera segura.”

Mucha gente apoya las políticas de santuario porque no se ven afectadas por ellos o los efectos no son obvios para ellos. Castigar a los neoyorquinos de esta manera es justo porque si Nueva York no quiere participar para ayudar al gobierno federal a hacer su trabajo, no debería beneficiarse del trabajo que hace el gobierno.

Comments

comments