Trump demostró que tiene razón sobre la corrupción en el FBI y la cacería de brujas

Los principales medios de comunicación están ignorando las noticias más importantes del día porque demuestran que el presidente Trump está completamente en lo cierto sobre la corrupción en el FBI y destruye su narrativa de “colusión rusa.”

Los medios de comunicación están en pánico porque se ha filtrado que en agosto del año pasado, Bruce Ohr, el cuarto funcionario de mayor rango en el Departamento de Justicia, declaró a puerta cerrada a los comités de supervisión y judiciales de la Cámara de Representantes y les dio información que demuestra que toda la investigación sobre la campaña del candidato Trump fue un abuso masivo de poder y probablemente ilegal.

Ohr dijo a los Comités que se reunió con Christopher Steele, el ex espía británico que escribió el infame dossier, en un hotel de Washington el 30 de julio de 2016. Luego tomó la información que Steele le entregó y se la entregó directamente al director adjunto del FBI, Andrew McCabe, la entonces abogada del FBI, Lisa Page, el entonces agente del FBI, Peter Strzok y al hombre ahora conocido como el “pit bull” de Mueller, Andrew Weissmann.

Ohr dijo a todos estos altos funcionarios del FBI que el “trabajo” de Steele era una investigación de la oposición relacionada con la campaña de Hillary Clinton y pagada por ella, y que estaba fuertemente sesgada porque a Steele no le gustaba el candidato Trump. Es importante señalar que Ohr les dijo eso a todos estos funcionarios antes de que el FBI solicitara las órdenes FISA para espiar la campaña de Trump.

“Así que les proporcioné la información. Andy McCabe, sí, me reuní con él. Posteriormente, me reuní con Lisa Page, Peter Strzok y, finalmente, (un agente del FBI),” testificó Ohr. “Y también proporcioné esta información a personas en la división criminal específicamente Bruce Swartz, Zainab Ahmad, Andrew Weissmann.”

“Cuando proporcioné [la información de Steele] al FBI, traté de dejar en claro que esta es información de origen,” continuó Ohr. “No sé qué tan confiable es. Vas a tener que comprobarlo y ser consciente. Estos tipos fueron contratados por alguien relacionado con – que está relacionado con la campaña de Clinton – ”

Esto es un gran problema porque ahora tenemos pruebas de que el FBI sabía que el dossier de Steele fue creado por alguien con una gran predisposición contra el candidato Trump y que la campaña de Hillary Clinton lo estaba pagando. El FBI conocía el sesgo, pero no reveló este hecho a los tribunales cuando solicitaron permiso para espiar la campaña del candidato Trump.

El FBI usó el dossier de Steele para obtener la Ley de Vigilancia de Inteligencia Extranjera (FISA) y las órdenes que usaron para espiar la campaña de Trump sobre si estaba involucrándose con Rusia para robarse las elecciones presidenciales de 2016. Dado que nadie ha sido acusado de “colusión” después de dos años, es obvio que toda esta investigación es realmente una cacería de brujas, como lo ha estado diciendo el presidente Trump desde el principio.

El testimonio recién revelado de Ohr muestra que no sólo los altos funcionarios del FBI sabían sobre el dossier, sino que también los principales funcionarios del Departamento de Justicia. Dos de ellos, Weissmann y Ahmad, trabajaron para Mueller. Esto proporciona evidencia sustancial de que toda la investigación de Rusia/Mueller es una cacería de brujas basada en información falsa pagada por la campaña de Hillary Clinton.

Parece que estos funcionarios del FBI y del Departamento de Justicia asumieron que Hillary Clinton ganaría las elecciones de 2016 y acordaron espiar la campaña de Trump porque después de que Clinton ganara, nadie se enteraría ni se metería en ningún tipo de problema. Ellos pensaron que estaban haciendo favores seguros para su futura presidenta, pero todo salió mal para ellos una vez que Trump se convirtió en presidente. Ahora tienen que sacar a Trump porque si no lo hacen, van a ir a la cárcel. Hasta ahora, parece que están fallando.

Pon Tu Comentario Aquí

comments

Últimas Noticias